20 abril, 2024

Malestar de los socios por el aumento de cuotas en el Club de Regatas.

En noviembre volverán a aumentar los costos para los socios.

Luego de que en los últimos días el Club de Regatas Corrientes informara a sus socios el incremento del valor de las cuotas mensuales a partir de noviembre, un grupo de autoconvocados de la institución se expresó con una serie de planteos con los que contrastaron las tarifas y el nivel de aumentos con los reclamos vigentes por las instalaciones y los servicios.

Esta semana el CRC comunicó que las tarifas vigentes a partir de la cuota de noviembre serán, para la categoría Adultos, $4500; Cadetes, $2800 e Infantil, $2200.

Previamente se incrementaron todos esos valores en abril, mayo, junio, julio, en septiembre y en octubre. Una comparación hecha por el grupo de socios que dio a conocer su planteo, indica que, por ejemplo, en enero del 2021 para la categoría Adultos el valor era de 1850 pesos, con lo cual, a noviembre de 2022, el aumento es de más de 2500 pesos, explicaron.

En ese sentido, indicaron que «no hubo consideraciones de ningún tipo durante el periodo en el que estaban restringidas las actividades por la pandemia del covid-19» y que, incluso en porcentajes superiores, se incrementaron los valores extra que los socios con las cuotas al día deben pagar para usar algunas instalaciones, como el gimnasio y la pileta.

A continuación, puntualizaron una serie de reclamos vigentes que contrastan con la medida y los porcentajes en los que se aplican los aumentos de cuotas.

Así, dieron a conocer el caso de la playa, con requerimientos de mantenimiento desde el verano pasado y habilitación pese a que la temporada de balnearios en la ciudad ya fue abierta y en el club en las últimas jornadas se encontraba de turno un solo guardavida.

Asimismo, expresaron el malestar por la utilización de las instalaciones para actos y actividades políticas e institucionales, que impiden el libre uso de las canchas y otros espacios, como ensayos de comparsas que desplazan a socios que practican básquet de veteranos.

También el caso de una delegación de karate a la que el jueves por la noche le comunicaron que no podrán viajar a un torneo en Buenos Aires, así como la falta de profesor de beach vóley o la negativa a habilitar más horarios de gimnasia aeróbica.

Todas las expresiones se realizaron a través de un grupo de WhatsApp llamado «Socios Regatas», surgido del malestar por la falta de consulta de las autoridades a los asociados cuando parte de las instalaciones fueron cedidas para un centro de testeo de coronavirus.

Fuente: El Litoral