A pesar de darles cuidados especiales y alimentación balanceada, nuestras queridas mascotas pueden tener el hábito de comer pasto. ¿Lo hacen porque están enfermos? ¿Les gusta?. Los especialistas detectaron los motivos porque a los perros les gusta la «ensalada». 

A nuestros queridos perros solemos darles todos los gustos que podemos: paseos, juguetes, caricias, tiempo compartido y una buena alimentación balanceada que complementamos con algún plato especial como carne o pollo.

Pero pese a ello, muchas veces nos extraña verlos comer pasto y nos preguntamos ¿por qué lo hace? o ¿estará enfermo? En realidad, nuestras mascotas lo hacen por 5 razones que te explicamos en este informe.

1 – Problemas digestivos

Una de las razones por las que un perro come pasto se debe a problemas digestivos. Es que comiendo pasto logran aliviar sus problemas estomacales. Por eso, si tu perro come constantemente hierba, debés llevarlo al veterinario para tener una respuesta profesional al problema. Sin el tratamiento adecuado, tu perro podría sufrir enfermedades digestivas graves que deben evitarse.

2 – Para expulsar un alimento que les hizo daño

Pese a que no hay suficientes estudios científicos que lo avalen, se cree que los perros comen pasto como si fuese un remedio que les permite vomitar algo que comieron y que su organismo debe rechazar. El pasto tiene una forma delgada y filosa que produce cosquillas en la garganta y en la mucosa del estómago con lo cual se provoca el vómito.

3 – Les gusta

Aunque parezca raro, a muchos perros les gusta el sabor del pasto. Así como a muchas personas les encantan las ensaladas (y a otras no les gustan), para algunas mascotas el pasto les resulta un manjar aunque no les pongas aceite y sal.

4 – Angustia

Los humanos comemos para alimentarnos y también como forma poco saludable de calmar nuestras angustias. Algo similar sucede con los perros. Cuando están aburridos pueden recurrir al pasto de un jardín, de una plaza o de la calle, como una manera de salir de superar esa sensación. Para evitar esto, es bueno que los perros tengan juguetes adecuados y en buenas condiciones de higiene. También es necesario pasar jugar con ellos porque lo necesitan para su salud.

5 – Mecanismo para llamar la atención

Cuando no prestamos atención a nuestras mascotas, ellas buscarán la forma de atraernos. Y una de las maneras que tienen para hacerlo, es comer pasto. Cuando un perro es estimulado por la atención de su familia y está sano, difícilmente coma pasto. Tener un perro implica la responsabilidad de cuidarlo. Por eso, se lo debe ejercitar con paseos y juegos y brindarle atención veterinaria periódica.

¿Comer pasto es perjudicial para los perros?

Los veterinarios aseguran que la ingesta de pasto, por lo general, no es perjudicial para los perros. No obstante, se los debe controlar, especialmente si hay un aumento repentino en este comportamiento, ya que puede significar un llamado de atención sobre un problema de salud oculto.

Si a tu mascota le gusta masticar pasto o plantas, es mejor darle verduras cocidas con lo cual, incluso, se puede reducir su hábito de comer hierba.

Venenos y pesticidas

Si bien el pasto no es perjudicial para tu querido perro, puede ser que los pastizales a los que recurra hayan sido rociados con pesticidas u otros venenos y eso sí entraña un grave riesgo para el animal. Por eso, se debe prestar atención al lugar donde está el pasto que puede comer la mascota.