la espe­cialista consultada destacó la importancia de aumen­tar los cuidados dentro y fuera de las viviendas. “Por un lado hay que mantener patios y jardines sin cria­deros, limpiar con esponja los bebederos de animales floreros, en la medida de lo posible evitarlos, para no generar ámbitos propi­cios para el depósitos de huevos”, señaló la especia­lista consultada por este diario

En cuanto al uso de re­pelente, remarcó que lo que se aconseja es el uso de aquellos productos cer­tificados científicamente, y evitar las recetas case­ras, como vinagre o citro-nela. 

“El repelente actúa sobre el cuerpo de las personas para desorientar al vector y evitar que este pique, pero no lo mata, es el insecticida el que sí mata al mosquito, actuando sobre el sistema nervioso del vector”, expli­có, remarcando la impor­tancia de no confundir las funciones de los produc­tos. 

NORTE de Corrientes recorrió supermercados y farmacias, donde se pudo ver que en algunos casos había faltante de stock de insecticidas y de repelen­tes, mientras que en otros (principalmente farmacias) se lo podía ver en las góndo­las centrales. 

Los precios de los repe­lentes actualmente van des­de los $260 hasta los $380, y en algunos casos más, todo depende de la mar­ca, presentación y duración. Mientras que los insecticidas rondan los $150 los de segunda marca, y $250 los de primera.

Stein destacó la impor­tancia de aumentar la pre­vención, sobre todo en niños, durante el horario escolar. Recomiendan ense­ñar a los pequeños su uso y administración. 

Por su parte las autorida­des provinciales remarca­ron que se está entregando repelentes a las personas con dengue positivo. 

260 Pesos es el precio más económico, encontra­do por este medio, de un repelente de 165 centímetros cúbicos.

Se aconseja el uso de productos certificados científicamente y evitar las recetas caseras, como vinagre o citronela

nortecorrientes.