La protesta se organizó a nivel pro­vincial debido a la crítica situación del sector de los transportistas. Hi­cieron entrega de un petitorio.

Más de 20 minibuses y combis fueron estaciona­dos en los alrededores de la Casa de Gobierno. donde sus choferes solicitaron li­bre circulación por la pro­vincia, algo que depende de cada municipio. Tampoco se encuentra habilitado aún el transporte puerta a puer­ta, entre jurisdicciones.Los trabajadores mani­fiestan que tiene el permi­so provincial para circular, pero como cada jurisdic­ción decide sus controles sanitarios, señalan que hay localidades donde no pue­den ingresar.Tampoco se encuentra habilitado aún el trans­porte entre jurisdicciones, salvo excepciones y que se realiza a través de trans­porte urbano únicamente: Santa Lucía-Goya y Goya-Esquina.Los choferes fueron aten­didos por Raúl Nicolini, subsecretario de Promo­ción de Iniciativa Privada y Gestión Administrativa del Gobierno de Corrientes.

Desde la Comuna de Co­rrientes indicaron que “se está evaluando” la habilita­ción del transporte “puerta a puerta” entre la Capital y Santa Ana. En agosto, el Gobernador firmó un de­creto que permite este tipo de permisos, dependiendo de cada intendente y de las situaciones epidemiológi­cas de las localidades.“Ya tuvimos contacto con Santa Ana, que a pesar de ser otro departamento tie­ne una relación muy fuerte con la Capital y forma par­te del área metropolitana”, aclaró Hugo Calvano, se­cretario de Gobierno de la Municipalidad.El decreto firmado por Gustavo Valdés el 14 de agosto también prevé el protocolo sanitario que de­berán respetar estas unida­des, similar al que rige para los micros urbanos, con sólo la mitad de pasajeros y los cuidados higiénicos para evitar contagios de covid-19.

Asimismo, cada pasajero debe contar con el permiso explícito de los intendentes para ingresar a cualquier localidad.Esta medida también de­pende del estado particu­lar de la pandemia en cada localidad, para lo cual Cal­vano indicó la apertura de diálogo con las zonas blan­cas, es decir, con aquellas comunas que tienen con­trolados los contagios de la enfermedad pandémica.