Po­li­cía de­mo­ró a un jo­ven cuan­do lo des­cu­brió cir­cu­lan­do en una mo­to­ci­cle­ta ro­ba­da un mes y me­dio an­tes del in­te­rior de un in­qui­li­na­to, ubi­ca­do en la ca­pi­tal pro­vin­cial.


Al mo­men­to de ser in­ter­cep­ta­do el in­vo­lu­cra­do di­jo des­co­no­cer que el ve­hí­cu­lo fi­gu­ra­ba co­mo sus­tra­í­do e in­clu­so ha­bría des­li­za­do que fue un “com­pra­dor de bue­na fe”.


El pro­ce­di­mien­to por par­te de efec­ti­vos de la Di­rec­ción de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal (DIC) su­ce­dió en la vía pú­bli­ca al mo­men­to de de­tec­tar una Hon­da Wa­ve ro­ja, si­mi­lar a la que ellos te­ní­an re­gis­tra­da en una lis­ta de ve­hí­cu­los bus­ca­dos.


La per­so­na que ma­ni­fes­tó sim­ple­men­te an­dar de pa­seo fue iden­ti­fi­ca­da co­mo Ra­úl Os­val­do L., de 23 años, do­mi­ci­lia­do en el ba­rrio In­de­pen­den­cia.
Por la tar­de, una pa­tru­lla de la DIC de­ci­dió se­guir y re­a­li­zar la de­mo­ra del sos­pe­cho­so pa­ra su iden­ti­fi­ca­ción co­mo del ro­da­do que usa­ba.
La ve­ri­fi­ca­ción arro­jó el re­sul­ta­do que las au­to­ri­da­des pre­su­mí­an. Esa Hon­da Wa­ve fi­gu­ra des­cri­ta en una de­nun­cia de ro­bo asen­ta­da el sá­ba­do 30 de ma­yo en la co­mi­sa­ría sec­cio­nal Quin­ta.
Una mu­jer, pro­pie­ta­ria de la mo­to­ci­cle­ta, in­di­có que aquel día mal­vi­vien­tes in­gre­sa­ron a un pre­dio de vi­vien­das co­lec­ti­vas en al­qui­ler de ca­lle Ni­ño Je­sús al 1900, en el ba­rrio Vi­lla Chi­qui­ta.
Sin que na­die de los ha­bi­tan­tes del lu­gar los ad­vir­tie­ran sa­ca­ron el ro­da­do a la ca­lle y lo­gra­ron dar­se a la fu­ga.
Des­de aquel mo­men­to la dam­ni­fi­ca­da no vol­vió a te­ner no­ti­cias so­bre su ve­hí­cu­lo y al pa­so del tiem­po las es­pe­ran­zas de re­cu­pe­rar­lo pa­re­cí­an des­va­ne­cer­se.
Sin em­bar­go, con el opor­tu­no pro­ce­der la DIC lo­gró en­con­trar­lo.