20 abril, 2024

Rishi Sunak es el nuevo primer ministro británico

El multimillonario será el nuevo primer ministro, dado que quedó como el único candidato en la interna conservadora para suceder a Liz Truss.

Reino Unido tiene un nuevo primer ministro y su nombre es Rishi Sunak. El exbanquero y ministro de Economía se quedó con el cargo luego de que la ministra de Relaciones Parlamentarias, Penny Mordaunt, no alcance el umbral mínimo de apoyos para ser candidata y que el expremier Boris Johnson decida no presentarse, pese a haber reunido el apoyo requerido.

Johnson había declarado el domingo por la noche que no se postularía para suceder a Truss, que lo había reemplazado a él mismo el 6 de septiembre.

A su vez, Mordaunt no convenció a sus aliados, muchos de los cuales optaron por mostrar unidad partidaria. En un comunicado, concedió la derrota y agregó: “Rishi tiene mi completo apoyo”.

Al quedar Sunak como única opción no hace falta una votación interna y se precipita la sucesión, así como visitas al rey Carlos III para oficializar el nombramiento del tercer primer ministro británico en dos meses.

Sunak, ex ministro de Finanzas al que muchos acusan de haber desencadenado con su renuncia en julio la caída de Johnson, se convierte en el primer político de una minoría étnica en dirigir el Reino Unido. Este multimillonario ex banquero, nieto de inmigrantes indios que estudió en las escuelas de la élite británica, se convertirá además en el primer jefe de gobierno de religión hindú en el momento que comienza el Diwali, importante festividad hinduista muy popular entre la comunidad india británica.

Al ser un defensor de la ortodoxia presupuestaria, aparece en la vista de muchos legisladores derechistas como la persona adecuada para tranquilizar a los mercados y sacar al Reino Unido de la crisis económica y social, la cual se vio agravada por los planes ultraliberales de Truss en un momento de fuerte inflación.

Mientras tanto, el opositor Partido Laborista, con aplastante ventaja en los sondeos, insiste en pedir la convocatoria de elecciones generales anticipadas. Una opción apoyada ya por una mayoría de británicos.