Pese a que nunca había sido formalizada su designación, la diplomática anunció que se va. En una dura carta, criticó la posición argentina ante la ONU, apuntó contra Alberto Fernández y le agradeció a CFK.

«Quiero presentar mi renuncia como embajadora porque no estoy de acuerdo con la actual politica de Relaciones Exteriores». planteó Alicia Castro en una carta que hizo pública hoy. A través de las redes sociales, quien fuera embajadora en Venezuela en tiempos de Hugo Chávez expresó que “el voto de Argentina acompañando la Resolución del Grupo de Lima constituye un dramático giro en nuestra política exterior y no difiere en absoluto de lo que hubiera votado el gobierno de (Mauricio) Macri”.

Además, agregó: «De hecho, el grupo de Lima fue creado durante la restauración neoliberal por un grupo de gobiernos de extrema derecha, alentados y financiados por los Estados Unidos con dos objetivos explícitos: Promover un ‘Cambio de Régimen’ en Venezuela -con idéntica matriz de los operados por Estados Unidos en Oriente Medio- y desarticular el bloque regional”.

En una larga misiva, Castro quiso transmitir que tuvo «el honor de participar como diputada y como embajadora del maravilloso proceso de forja de la unidad regional junto a Néstor Kirchner y a Cristina Fernández de Kirchner y los líderes progresistas de la región. Y mencionó a Hugo Chávez, Lula da Silva, Fidel Castro, Pepe Mujica, Rafael Correa, Evo Morales, Daniel Ortega. Y se lamentó porque “todo se derrumbó con la llegada de Temer, Macri, Bolsonaro, Lenin Moreno, los golpes de Brasil y Bolivia con la manipulación del Lawfare y las operaciones mediáticas”.

Alicia Castro había sido nominada para reemplazar al diplomático de carrera Ricardo Lagorio, quien había llegado a la Federación Rusa en junio de 2017. Profesional bien considerado por sus colegas, que hizo buena parte de su carrera a la sombra del actual representante en Brasil, Daniel Scioli, el peronista Lagorio está volviendo a Buenos Aires este próximo fin de semana, con lo cual Argentina se queda sin embajador en Moscú

En su carta, agradeció “al gobierno nacional, en especial a nuestra vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, por haberme honrado con la designación como embajadora en la Federación Rusa», dejando en evidencia su disgusto con Alberto Fernández, a quien no mencionó.