22 julio, 2024

ATE rechazó el aumento salarial acordado entre el Presidente y UPCN y convocará a un paro nacional

ATE consideró que el aumento del 33% para los estatales nacionales es insuficiente. Anunció un paro nacional para la primera quincena de junio

La relación entre la conducción de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y el Gobierno pendía de un hilo que se cortó con el acuerdo entre salarial sellado el lunes pasado con la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), que selló un aumento del 33,02 por ciento acumulativo y por tres meses. ATE denunció que el Presidente Alberto Fernández «clausuró» la paritaria de los empleados de la administración pública y calificó de «insuficiente” la mejora para el trimestre junio-agosto.

El secretario General de ATE, Hugo «Cachorro» Godoy, anunció que se encuentran en estado de alerta y movilización y convocó a una reunión para este miércoles, donde se decidirá la fecha de un paro nacional para la primera quincena de junio».

Explicó que «nuestra paritaria queda desdibujada y devaluada por el propio presidente Alberto Fernández, que es el que debería ponerla en valor, para democratizar el Estado y no encaminarnos hacia ningún tipo de autocracia».

El acuerdo con UPCN fue anunciado por el Presidente en su cuenta personal de Twitter el lunes por la tarde. Relató: «Acordamos la paritaria estatal hasta septiembre tras reunirnos con el secretario general de UPCN, Andrés Rodríguez. Estamos preservando el ingreso de todas y todos los trabajadores estatales».

El Presidente «acordó con un sindicalista amigo»

Al respecto, Godoy respondió: «Parece ser que el presidente Alberto Fernández ha decidido clausurar la paritaria y definir los aumentos por decreto, reuniéndose con su sindicalista amigo», en referencia a Rodríguez, a su vez secretario adjunto de la CGT.

El malestar del titular de ATE con el Gobierno en general y con el Presidente en particular viene desde hace rato.

De hecho, la CTA Autónoma -que lidera junto con Ricardo Peidro- está aplicando un plan de lucha con jornadas de paros y movilizaciones y también tiene previsto una huelga nacional, en reclamo de una suma fija para todos los trabajadores y trabajadoras y contra el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), entre otras demandas.

Si bien Fernández anunció el acuerdo con UPCN el lunes, las firmas entre las partes se realizaron en un encuentro el martes, en la sede del Ministerio de Trabajo en Callao al 114 de esta ciudad. De la reunión participaron la ministra de Trabajo, Raquel «Kelly» Olmos, el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, y el secretario de Hacienda, Raúl Rigo.

De cuánto fue el aumento salarial a los estatales

De esta forma se dio inicio a la paritaria 2023-2024, con un aumento de 7 por ciento en junio, 11 en julio y 12 por ciento en agosto, en la modalidad trimestral, que el período en que están cerrando la mayoría de las organizaciones gremiales con el aval de la cartera laboral. Asimismo, se estableció que las partes volverán a reunirse en septiembre, para revisar la evolución de la inflación y establecer los porcentajes para el próximo trimestre.

Godoy criticó al Gobierno por aplicar la misma metodología que implementó en la última paritaria, convocando a un solo gremio (en este caso a UPCN). Fuentes gremiales sospechan que se trata de un «pase de facturas» de parte del propio Alberto Fernández contra la cúpula de ATE por respaldar a Cristina Fernández de Kirchner y cuestionar las medidas económicas a las que grafican como de «ajuste».

El líder de ATE indicó que rechazaron el aumento y el acuerdo porque «las cuotas siguen corriendo detrás de la inflación y no permiten recuperar lo que perdimos en la última paritaria, que también habíamos rechazado». Agregó que «durante este Gobierno, planteamos la necesidad de recuperar también algo de lo que se perdió durante la gestión de Macri, pero eso tampoco se tiene en cuenta».

Consideran que van a seguir perdiendo frente a la inflación

Además, «se reitera la pérdida para junio, porque lejos va a estar la mejora de una inflación que en mayo nomás va a estar en alrededor del 10 por ciento, y que todo indica que va a seguir aumentando» y subrayó que el Ejecutivo «no aplica ninguna medida para frenar la inflación, al contrario, lo único que hace es aplicar el criterio de ajuste de las imposiciones del FMI».

Godoy expresó que «por todo esto y mucho más decidimos rechazar lo que consideramos una imposición salarial desde la Casa Rosada; y le exigimos a Alberto Fernández que cambie el rumbo, pro que el camino no es subas por decreto, sino democratizar el Estado Nacional, preservar y fortalecer los ámbitos paritarios en el Estado y en todos los ámbitos laborales».

Frente a esta situación también en el marco de lo anunciado por la CTA Autónoma, «la Conducción Nacional de ATE propondrá al Congreso Extraordinario de la Asociación Trabajadora del Estado -que se realizará este miércoles en Ensenada- el lanzamiento de un estado de asambleas en todos los sectores de trabajo, camino a una huelga nacional, que se va a llevar a cabo en la primera quincena del mes de junio».