Lo confirmó el ministro de Educación, Nicolás Trotta, y cada jurisdicción decida ese paso, en base a un «semáforo» de riesgo.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, confirmó este jueves que en el Consejo Federal se aprobó un sistema de regreso a clases que permitirá que cada jurisdicción decida ese paso, en base a un «semáforo» de riesgo.

«Se aprobó por unanimidad una resolución que permite proyectar actividades escolares», explicó Trotta en declaraciones a la prensa tras el encuentro virtual que encabezó con los ministros del área de todo el país.

Explicó que «el semáforo tiene que estar en verde para permitir a la jurisdicción avanzar» en el regreso a clases. En tanto, si está en amarillo, con riesgo medio, se puede ir hacia una «revinculación».

«El riesgo lo medirá cada jurisdicción», detalló el ministro de Educación.

Las distintas jurisdicciones del país promoverán el regreso a clases «progresivo, parcial y escalonado a actividades presenciales» en localidades con «riesgo bajo» de contagio de coronavirus, mientras que en las de «riesgo medio» los alumnos podrán volver en espacios abiertos con actividades de revinculación, recreativas y lúdicas con un máximo de 10 estudiantes.

Así se decidió este jueves en una resolución el Consejo Federal de Educación (CFE), en la que se indicó que «la decisión de comenzar o discontinuar las actividades presenciales en las escuelas deberá ser monitoreada inicialmente con una frecuencia mínima quincenal que se irá ajustando según la realidad local, conforme lo establezcan la autoridad sanitaria nacional y las autoridades jurisdiccionales».