CORRIENTES 24HS

Noticias las 24hs

El gobierno confirmó que en los próximos días se abrirán las fronteras para el ingreso de turistas de países limítrofes.

Según precisó, será solo vía aérea, a través de Ezeiza, y vía marítima, a través del Puerto de Buenos Aires; los pasos terrestres continuarán cerrados.

Foto ilustrativa.

En un nuevo paso para regresar a la normalidad previa a la pandemia de coronavirus, el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, confirmó que en los próximos días reabrirán las fronteras con los países limítrofes, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Chile, para permitir el ingreso de turistas extranjeros, una idea en la que ya se venía trabajando desde hace algunas semanas.

Según precisó, será solo vía aérea a través de Ezeiza y vía marítima a través del puerto de Buenos Aires, mientras los pasos terrestres continuaran cerrados. “Hemos trabajado toda la semana con el Ministerio de Salud para crear las condiciones para que esto pueda suceder. Consideramos que es una nueva etapa en la lucha contra la pandemia y creemos que representa un ingreso importante para nuestra economía”, dijo Lammens en diálogo con radio Mitre.

Quienes arriben en vuelos, lo harán por el Aeropuerto de Ezeiza. En estos casos, los turistas tendrán como destino a la ciudad de Buenos Aires y por un plazo corto de tiempo, cuyo máximo sería de 10 días. Deberán presentar un test negativo de coronavirus, pero aún no se definió en qué momento del viaje.

En cambio, a los uruguayos que crucen el Río de la Plata, “se les medirá temperatura a la llegada y tal vez más exijamos test en origen”. Para los ciudadanos de los países vecinos, la visita exprés a Argentina podría ser una oportunidad para aprovechar el tipo de cambio, que hoy resulta muy atractivo para realizar un tour de compras.

El ministro se expresó entusiasmado por “dar vuelta la página” pero advirtió que habrá que hacerlo “con mucho cuidado y tomando las precauciones necesarias, sin abandonar la lucha contra el virus que nos tiene en plena batalla”. En ese sentido, dijo que desde la cartera que conduce están trabajando con el gobierno porteño para implementar una modalidad de “burbujas turísticas”. “Ya lo hemos hecho con los repatriados. Vamos a utilizar el mismo procedimiento. Como no se trata de grandes cantidades de turistas va a ser más fácil el control”.

Lammens aclaró que por el momento no está en los planes habilitar el ingreso de micros desde el extranjero, «salvo algún paso fronterizo en buenas condiciones sanitarias, pero en principio sólo aéreo y marítimo”. Si bien no estimó una fecha aproximada, el objetivo es que la reapertura se concrete en los primeros días de noviembre. «Espero que la semana que viene este la decisión administrativa» sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.