Mientras el proyecto oficial asegura que la poda de los recursos es de 24.500 millones de pesos que se asignarán vía Presupuesto Nacional a la Policía Metropolitana, el bloque de Juntos por el Cambio afirmó que la pérdida será cercana a los 40.000 millones de pesos.

El oficialismo tenía garantizados los votos para aprobar el convenio que fija las partidas nacionales para la Ciudad en materia de seguridad en $ 24.500 millones. El debate dado por Juntos por el Cambio para defender los recursos de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta estaba destinado al fracaso. Aunque la oposición considera ilegítima la sesión y el protocolo de funcionamiento remoto sus senadores ocuparon dos horas y diecisiete minutos para fundamentar su postura. A las 22.10 se desconectaron. A las 22.17 el tablero marcó: 42 votos afirmativos, 0 abstenciones. “Queda aprobado por unanimidad”, anunció la presidenta provisional Claudia Ledesma Abdala ante la ausencia de los opositores.

Martín Lousteau (Evolución-UCR) acusó al oficialismo de no escuchar opiniones en comisión, sino de buscar imponer el Convenio de Transferencia Progresiva a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de Facultades y Funciones de Seguridad en Todas las Materias no Federales Ejercidas en la Capital: Ustedes piensan que castigan al Jefe de Gobierno o a un distrito políticamente esquivo, pero castigan a millones de argentinos”. Algo parecido dijo la cordobesa Laura Rodríguez Machado (PRO) que calificó la iniciativa como “un atropello del kirchnerismo”. “Estamos en contra de este proyecto porque lo que se le hace hoy a CABA se lo van a hacer al resto de las provincias, que es creer que los recursos le corresponden a la Nación sin respetar las autonomías provinciales”, criticó la vicepresidenta de la cámara alta. El ex ministro de Economía calcula que al final la proyección de recortes de Nación a la Ciudad definidos por Alberto Fernández podrían alcanzar los $ 40.000 millones.

En el amparo presentado por la Ciudad ante la Justicia se indicó que el monto previsto de la coparticipación federal de impuestos con destino al gasto en Seguridad no alcanza a cubrir la totalidad de sus necesidades: $ 75.819.974.263.

Lousteau, que en el 2015 enfrentó a Horacio Rodríguez Larreta en primera y en segunda vuelta como candidato a jefe de gobierno por ECO, fue su más consistente defensor: “Ustedes piensan que castigan al Jefe de Gobierno, que castigan a un distrito políticamente esquivo, pero castigan a los 3 millones de argentinos que viven en la Ciudad de Buenos Aires, castigan a los 3 millones de argentinos que trabajan, se educan, atienden su salud o transitan diariamente en la Ciudad, y castigan a los 7 millones de argentinos que visitan la Ciudad”. “El Presidente decidió sacarle la plata a la Ciudad”, se lo oyó molesto. Y sobre el fondo para la gestión de Axel Kicillof sostuvo que “la provincia de Buenos Aires es una provincia a la que ya le dieron mucho más que a otras, le dieron casi lo mismo que al resto de las 23 provincias en lo que va del año, pero si la gestión no es buena, el dinero se escurre por todos lados”. Y remarcó que “muchos argentinos vieron como una de las mejores señales políticas las fotos repetidas del Presidente, el Jefe de Gobierno y el Gobernador trabajando juntos, pero ese día, el Presidente decidió romper en pedazos esa foto, lo hizo en el medio de la emergencia sanitaria, en el medio de la emergencia política y social”.

Del otro lado el también ex candidato a jefe de Gobierno, Mariano Recalde, asumió la defensa del convenio que implicará un recorte en la coparticipación porteña, fija las partidas y la forma de actualización. Dijo que los recursos no fueron a los porteños y presentó una larga lista de ayuda social y financiera de la Nación durante la pandemia. “La Ciudad necesita una gestión que piense en los que más necesitan, necesita una reparación histórica de los que viven en la zona sur de la Ciudad, tantas veces postergados”, concluyó.

Hubo 28 oradores, muchos con voces categóricas, incluso el debut de algunos senadores que nunca hablan. Fue el caso del chaqueño Antonio Rodas que se refirió a la oposición como “Juntos por la Mentira”. Denunció además que durante el gobierno de Mauricio Macri “nos hacían sacar los carteles de las obras del gobierno de Cristina Kirchner para poner los carteles del Plan Belgrano, el plan inexistente”. Y acusó a ese interbloque opositor: “Buscan desestabilizar”, arrancó eufórico para luego advertir que “vamos a defender la democracia hoy, mañana y por siempre. Nunca nos van a vencer».

El texto establece en $24.500 millones anuales las transferencias que se actualizarán cada tres meses. La actualización se hará a partir de un índice compuesto en un 80% por el índice nominal del salario promedio de la Policía Federal y un 20% por el índice de precios al consumidor (IPC) elaborado por la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad de Buenos Aires.

Esta vez no hubo roces con Cristina Fernández de Kirchner que sólo estuvo en el inicio de la sesión y luego se retiró. Volvió a las 22.18 para el tratamiento del Régimen de beneficios para la Economía del Conocimiento.