16 junio, 2024

La Corte Suprema ordenó la extradición a Chile de Facundo Jones Huala

La medida es para que el líder de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) siga cumpliendo su condena por varios delitos en el país trasandino.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó este martes la extradición a Chile de Facundo Jones Huala, líder de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM).

La medida es para que termine de cumplir en su condena por los delitos de incendio y de tenencia ilegal de arma de fuego de fabricación artesanal, indicaron fuentes judiciales.

De todos modos, más allá de la decisión de los tribunales, la última palabra para cumplir con la extradición la tiene el Gobierno nacional.

Se trata de la segunda vez que la Corte Suprema ordena la extradición del líder mapuche. La vez anterior había sido en agosto de 2018, cuando se ordenó enviarlo a la República de Chile para juzgarlo por esta causa en la que fue condenado.

La causa

Jones Huala fue detenido el pasado 30 de enero en El Bolsón, provincia de Río Negro, tras permanecer casi un año prófugo, y desde su detención se empezaron a hacer rápidamente los trámites para su extradición, siendo el propio fiscal nacional chileno, Ángel Valencia, quien confirmó que ordenó agilizar la tramitación.

«Hemos solicitado a la fiscalía de Los Ríos que le ponga la mayor prioridad a la situación, sobre el particular es una causa pendiente», indicó en esa oportunidad la autoridad del Ministerio Público.

El jefe de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) fue sentenciado en 2018 como autor del delito de incendio con una pena de seis años de cárcel, y por tenencia ilegal de arma de fuego con una pena de 3 años y un día, hechos ocurridos en 2013 en la comuna de Río Bueno.

Desde el año de la sentencia estuvo preso en la cárcel chilena de Temuco, ubicada a 613 kilómetros de Santiago, y desde entonces se sucedieron diversas protestas para exigir su liberación.

El año pasado, la Corte de Apelaciones de Temuco acogió un recurso de amparo presentado por su defensa, tras lo cual dispuso su libertad condicional.

Sin embargo, la Corte Suprema chilena revirtió el dictamen el 15 de febrero del año pasado y ordenó nuevamente su detención, la que no se hizo efectiva debido a que Jones Huala se encontraba prófugo.