Los vecinos del barrio privado Ayres de Pilar impidieron esta tarde noche el ingreso del empresario Lázaro Baez, tras el otorgamiento de la prision domiciliaria por parte de la justicia.

Los vecinos del barrio privado Ayres de Pilar, ubicado en la localidad bonaerense homónima, impidieron esta noche el ingreso de Lázaro Báez, en el marco de una protesta contra el intento del empresario de instalarse en el condominio tras el otorgamiento de la prisión domiciliaria por parte de la Justicia.

Provistos de cacerolas y otros utensilios para expresar ruidosamente su rechazo a la presencia de Báez, comenzaron a congrearse después de las 18:30 en el ingreso de barrio privado, convocados por medio de una cadena interna de WhatsApp.

Pasadas las 20, Lázaro Báez llegó al country de Pilar arriba de una camioneta del Servicio Penitenciario. Cuando quiso ingresar, los vecinos se lo impidieron. Obstaculizaron el ingreso. Entonces, la camioneta se tuvo que ir. Dio una vuelta y volvió a intentarlo. La secuencia terminó igual.

Sus abogados siguieron el mismo camino. Cuando los vecinos los reconocieron, impidieron el ingreso al country. La policía intentó correrlos pero no lo logró hacer. Finalmente, los letrados también tuvieron que dar marcha atrás y retirarse.

Cerca de las 21, y en el tercer intento, la camioneta pudo ingresar en medio de golpes de los vecinos. Sin embargo, una vez que pasó el ingreso, no pudo avanzar más de cien metros. Adentro del barrio, los vecinos volvieron a ponerse adelante de la camioneta y le impidieron seguir. Se sentaron adelante del vehículo e impidieron que siga su paso.

Entre forcejeos e insultos, la camioneta intentó seguir y terminó con vidrios rotos. Algunos vecinos denunciaron que fueron atropellados. Durante más de una hora reino el caos en la puerta del country.  Finalmente, la camioneta dio marcha atrás y se retiro. El parabrisas del vehículo quedó completamente estallado debido a los piedrazos y golpes.

Esta mañana, la Sala IV de Casación hizo lugar a un recurso de casación interpuesto por la defensa de Báez y le ordenó al TOF 4 que haga efectiva la domiciliaria.

Finalmente, pasadas las 15 horas, los jueces Néstor Costabel, Daniel Obligado y Jorge Luciani dispusieron el arresto domiciliario aunque cuestionaron el contenido de esa resolución.