El médico infectólogo correntino y médico policial se encontraba internado en el hospital de Río Gallegos hace un mes.

El infectólogo Marcelo Casaro murió en la noche del martes luego de cerca de un mes internado en el Hospital de Río Gallegos por un cuadro complicado debido a haber contraído coronavirus.

El fallecimiento del médico causó una gran conmoción entre el personal de salud de la ciudad de Río Gallegos, familiares, amigos y allegados.

Es el primer profesional de la medicina fallecido que debió ser internado luego de haberse contagiado de Covid-19. Tenía 49 años y era diabético, lo que lo convertía en grupo de riesgo. Fue uno de los primeros pacientes en recibir tratamiento con plasma en un intento por salvarle la vida.

Nacido en Corrientes y recibido en la Universidad Nacional del Nordeste, fue uno de los primeros profesionales que declaró en medios periodísticos locales que en esa localidad había circulación comunitaria de coronavirus.

Casaro era médico generalista y trabajaba en el ámbito privado como infectólogo. Era además médico de la Policía de Santa Cruz y trabajaba en el Municipio de Río Gallegos.