CORRIENTES 24HS

Noticias las 24hs

Expolicía baleó a un joven en conflicto vecinal por un perro.

Nahuel Pedemonte, de 22 años, fue herido en un pulmón y permanece internado en grave estado. Un comisario retirado salió al balcón de su casa y le disparó al joven que se encontraba en la vereda. Vecinos se manifestaron y piden que el agresor no vuelva al barrio.

Un joven de 22 años fue herido de un disparo ejecutado por un ex policía en el barrio Molina Punta de la capital correntina.

La víctima es Nahuel Pedemonte, quien debió ser trasladado de urgencia al Hospital Escuela y tras ser sometido a una cirugía se encuentra en terapia intensiva. La bala le dañó uno de sus pulmones. En tanto el agresor, un comisario retirado fue detenido y alojado en la Comisaría Decimosexta a disposición de la Justicia. El violento episodio provocó la reacción de los vecinos que se autoconvocaron y se manifestaron frente a su domicilio pidiendo que no regrese más al barrio. Por prevención, un grupo de efectivos custodia el lugar.

El hecho se produjo el sábado a la noche en el barrio Molina, más precisamente en la zona de las 60 viviendas cerca de la esquina de Murcia y Los Tulipanes.

Un joven se encuentra en grave estado tras ser baleado por un ex policía en medio de un conflicto vecinal en Corrientes.

Joaquín, un amigo del joven que se encontraba con él cuando se desató el conflicto, relató que “por parte de Nahuel no hubo ningún tipo de respuesta inapropiada. Estábamos afuera de su casa esperando a unos amigos y la vecina de enfrente pensó que nosotros estábamos en su portón y nos echó, como no estábamos ahí, sino en el pasillo de la peatonal del barrio, no nos movimos del lugar”.

“La señora le gritaba a Nahuel desde la ventana, después salió por el portón del garaje y empezó a tirar agua con un balde”, contó el testigo del episodio y aseguró que ambos se encontraban en un espacio público.

Luego, Joaquín narró que la mujer se mostró insistente y siguió vociferando hasta que el marido salió por el balcón para exigirle que salga de la vereda. Al cabo de unos minutos entró y volvió a salir con un arma de fuego de 9 milímetros y disparó directamente hacia Nahuel.

“Fue un solo disparo que le dio en la espalda, cerca del hombro. Si era para espantarnos, a su izquierda y derecha tenía 150 metros para tirar y no directamente donde estaba él”, sostuvo Joaquín. El joven baleado debió someterse a una cirugía, pero el proyectil no pudo ser extraído. “Tiene un pulmón perforado y la bala está alojada al costado de la vértebra. Tienen que esperar que baje la inflamación para ver si le sacan porque hay muchos nervios en esa zona”, detalló el amigo de la víctima, quien agregó que ya hubo conflictos con los mismos vecinos.

Por su parte, Malvina Pedemonte, hermana de Nahuel, contó que todo comenzó debido a una discusión que tuvo el joven con la pareja del uniformado, por un perro que “le molesta” a la señora. “Discutimos varias veces porque mi perra se suele escapar y aunque no es mala, a ella (por la esposa del policía retirado) le molesta”, dijo Malvina.

Ayer un grupo de vecinos comenzó a juntar firmas con el objetivo de que el ex comisario se “vaya del barrio” y para que, además, se haga cargo de los gastos médicos de Pedomonte. 

Fuente: El Litoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.