20 abril, 2024

Prisión perpetua para el acusado de asesinar al kiosquero en Ramos Mejía

Leandro Suárez fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de La Matanza. Roberto Sabo fue asesinado a balazos durante un asalto en su comercio en 2021.

El acusado de asesinar al kiosquero Roberto Sabo en noviembre de 2021 en la localidad bonaerense de Ramos Mejía fue condenado este martes a la pena de «prisión perpetua».

Se trata de Leandro Suárez, de 30 años, quien llegó al juicio imputado por los delitos de «homicidio agravado criminis causae y robo agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de un menor de edad».

El fallo fue dictado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de La Matanza, que lo consideró coautor penalmente responsable de todos los delitos acusado por la fiscalía.

«Por lo menos se hizo justicia como debe ser. Eso me consuela un poco porque la herida la tengo para siempre en mi el corazón», dijo visiblemente emocionada Maia, la madre de la víctima, tras conocer la sentencia contra el asesino de su hijo.

En declaraciones al canal de noticias TN, la mujer agregó: «lo que jamás en mi vida hubiese pensado es que le podía pasar esto a mi hijo. Yo daría mi vida por mi hijo. Esto fue una injusticia, él amaba a sus hijos, trabajaba los domingos para que sus hijos estudien y no tengan que estar en un negocio».

El fiscal Sergio Antín le había solicitado la semana pasada al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de La Matanza que condenara a perpetua a Suárez. Mientras que los abogados de la familia de Sabo, pidieron la misma pena al TOC, y la defensa del acusado solicitó 15 años por «homicidio en ocasión de robo».

Antes del veredicto, y al pronunciar sus últimas palabras, el acusado volvió a decir, tal como lo había hecho al declarar, que no tuvo intenciones de matar y le pidió perdón a los familiares de la víctima.

Cómo fue el crimen del kiosquero Sabo

Según la elevación a juicio presentada por el fiscal de primera instancia, Federico Medone, el crimen de Sabo fue cometido en el marco de un raid criminal que se inició el 7 de noviembre de 2021, cuando el acusado y una adolescente de 15 años que lo acompañaba -y que no fue juzgada por ser inimputable debido a su edad- fueron hasta una agencia de remises de Ciudadela y pidieron viajar hasta Ramos Mejía.

Ambos fueron llevados por el conductor de un remís Ford Focus negro hacia esa zona, donde Suárez pidió detenerse unos minutos en un kiosco ubicado en avenida de Mayo y Alvarado, en la zona comercial de Ramos Mejía.

Allí se bajó solo e ingresó al kiosco «Drugstore Pato» armado con «una pistola semiautomática 7,65 mm con numeración suprimida y cargada con al menos un cartucho, y con un revólver calibre .22», de acuerdo a la pesquisa.

Una vez adentro del comercio, intimidó con esas armas a Sabo, se apoderó de 10.000 pesos producto de las ventas y disparó cuatro balazos contra el kiosquero, quien murió casi en el acto, según la acusación. Al salir del comercio, el asaltante intimidó con armas al remisero que lo había llevado hasta el lugar y le robó 6.000 pesos de la recaudación, el celular y el auto, en el que huyó con la adolescente.

En la huida, el Ford Focus chocó contra un árbol, momento en que los dos tripulantes se bajaron e ingresaron a un supermercado con intenciones de simular ser clientes y aprovechar para cambiarse las ropas y así tratar de evitar ser identificados. Tras ello, y siempre bajo amenazas con armas, robaron la moto y pertenencias a un delivery, hasta que finalmente fueron detenidos en avenida de Mayo y Rivadavia, de Ramos Mejía, durante un operativo policial.