20 abril, 2024

Un ex militar atacó y mató a un hombre e hirió a otras seis personas en Santa Fe.

Martín Kunz tomó el control de la combi que trasladaba a sus excompañeros del Liceo Militar y asesinó al chofer. Entre las personas a las que les provocó lesiones hay dos menores de edad.

Un joven de 19 años asesinó al chofer que manejaba una combi en la que viajaban alumnos del colegio Liceo Militar General Belgrano de Santa Fe, e hirió a seis pasajeros. Dos menores de edad están heridos de gravedad.

Todo ocurrió después del mediodía, a la altura del kilómetro 1,5 de la ruta provincial 1, donde el joven atacó el vehículo cuando se detuvo en una panadería. TN pudo acceder al impactante video que muestra los momentos posteriores al ataque.

Las imágenes muestran al grupo de alumnos -la mayoría menores de edad- sentados al costado de la combi, junto al cuerpo tapado de Rubén Walesbert, el chofer de 71 años. En el video también se ve a uno de los jóvenes que resultó herido.

Dos cadetes, de 16 y 17 años (un varón y una mujer) resultaron heridos y fueron trasladados al Hospital Cullen. En tanto, otros tres chicos fueron derivados al Hospital de Niños Orlando Alassia. Todos se encuentran fuera de peligro. En tanto, el atacante fue detenido y puesto a disposición de la Justicia.

Quién es Martín Kunz, el asesino que provocó una masacre en Santa Fe

Mal comportamiento, vandalismo y faltas de respeto. Ese cóctel pinta de cuerpo entero el paso de Martín Kunz por el Liceo Militar General Belgrano de Santa Fe. La historia terminó este mediodía, cuando asesinó al chofer que manejaba la combi en la que viajaban sus excompañeros y apuñaló a dos de ellos, menores de edad.

El joven agresor llevaba el uniforme de cadete y los investigadores asumen que conocía los movimientos de la camioneta que, todos los viernes a la misma hora, traslada a los estudiantes del interior de la provincia hasta las localidades en las que viven.

En una entrevista con el diario El Litoral, un excompañero de Martín Kunz contó detalles sobre el comportamiento del asesino en el establecimiento educativo. Según el joven, que decidió reservar su identidad, los problemas comenzaron con el inicio de la pandemia.

“Cuando estábamos en quinto año, que fue durante la pandemia, se notaba aún más que estaba loco. Le había ordenado a los subalternos que no se conectaran a las clases virtuales como protesta ante la misma educación virtual”, relató.

Kunz, de 19 años y nacido en Humboldt, fue echado del Liceo Militar General Belgrano en octubre del año pasado luego de un cúmulo de malos comportamientos. Según sus compañeros, en sexto año vandalizó una de las paredes del aula. “Dejó un hueco grande y no se hizo cargo”, contaron.

Los malos comportamientos continuaron durante todo el año. Los excompañeros aseguran que constantemente le faltaba el respeto a los profesores y que se ensañó contra los cadetes subalternos. “Era injustificada su saña y hasta hizo llorar a uno”, comentó un joven al diario El Litoral.

Los llamados de atención no fueron suficientes, Kunz elevó la vara y cuando el colegio le dio la oportunidad de redimirse, cuentan los que lo conocen, no se arrepintió. “Todo esto le costó la antigüedad y la beca que tenía”, agregó su excompañero.

La historia parecía terminada cuando lo separaron de la institución y le daban trabajos académicos a domicilio que no resolvía. Así lo vivió un alumno: “Nunca entregó ninguno. Él no se recibió, no estuvo en el acto de egreso ni en la recepción. No supimos nada de él hasta ahora”.