23 julio, 2024

Milei: «A YPF primero hay que recomponerla»

«En la transición que nosotros estamos pensando para la cuestión energética tanto Enarsa como YPF tienen un rol que cumplir», aseguró el presidente electo. 

“Todo lo que pueda estar en las manos del sector privado va a estar en las manos del sector privado”, aseguró este lunes el presidente electo Javier Milei. El economista formuló esa declaración al ser consultado sobre qué hará con los medios públicos y con las empresas estatales. Respecto de la televisión pública no dejó dudas al afirmar que “no adhiero a tener un ministerio de propaganda encubierto. Tiene que ser privatizado”. Lo mismo sostuvo respecto de Radio Nacional y la agencia Télam. Cuando le preguntaron sobre YPF, sostuvo que la venta es el objetivo, pero no en el corto plazo.

“A YPF primero hay que recomponerla”, remarcó Milei quien cuestionó la estatización concretada en 2012 que derivó en un juicio contra el Estado y también el manejo cotidiano de la compañía. “El deterioro que han hecho de la empresa en términos de resultados, para que valga muchísimo menos del momento en el que se la expropió requiere que primero haya que recomponerla”, agregó. Este lunes el precio de la acción de la compañía en el mercado de Nueva York (en Buenos Aires no cotizó por el feriado) llegó a subir hasta un 40 por ciento en respuesta al triunfo de Milei. El incremento estuvo incluso por encima del resto de los ADR de las compañías argentinas que cotizan en Estados Unidos.

Milei sostuvo que “en la transición que nosotros estamos pensando para la cuestión energética tanto Enarsa como YPF tienen un rol que cumplir mientras se racionalizan esas estructuras y se las pone a crear valor para que de esa manera se puedan vender a un precio muy beneficioso para los argentinos. En síntesis, el objetivo es vender ambas compañías, pero no ahora. Milei tampoco aclaró cuando.

A mediados de septiembre, Eduardo Rodríguez Chirillo, referente energético de Javier Milei y posible secretario de Energía de su próximo gobierno, brindó una charla en el Club del Petróleo, un espacio selecto que reúne a los principales empresarios del sector hidrocarburífero. Allí fue consultado sobre el futuro de YPF y dejó algunas definiciones clave en línea con lo que ahora expuso Milei. “Queremos ordenar las unidades de negocio de YPF. Está YPF Luz, YPF Agro, hay muchas unidades de negocio”, planteo Chirillo y luego agregó: “Hay que reorganizar YPF antes de diseñar su forma de privatización. Idénticas medidas también con Enarsa”. Esto significa que se van a introducir cambios profundos al interior de la empresa, que abarquen no solo los cargos de presidente y CEO sino también dentro de la línea gerencial. Por ahora el líder libertario no anticipó nombres.

Chirillo remarcó esa vez que “es importante en el corto plazo abstenerse de utilizar a YPF como herramienta de intervención en la política de formación de precios”. Ese punto marca un giro respecto a lo que vino haciendo la empresa durante los últimos años, cuando pese al incremento de costos frenaba los aumentos por directiva del gobierno. Ese freno servía además para disciplinar al resto del mercado porque YPF tiene una participación de mercado que supera el 50 por ciento y si congela sus precios el resto de las compañías se ve forzada a seguir el mismo camino, pues si vende muy por encima de la empresa líder su participación de mercado se puede reducir de manera acelerada.

Política de precios

Cuando le preguntaron qué va a hacer con el precio de los combustibles, Milei dijo que “en materia tarifaria lo que nosotros consideramos que hay que hacer es recomponer la ecuación económico financiera de los contratos, pero que esos ajustes sean pagados por el Estado en términos de reducciones impositivas o mecanismos de rediseño de los impuestos para que beneficien el flujo de fondos de la compañía y el impacto en precios sea minimizado”.

La estrategia destinada a tratar de minimizar el impacto en precios a costa de los impuestos también la ha venido implementando este gobierno durante los últimos tres años. De hecho, la ley actual prevé una actualización trimestral de los tributos en línea con la inflación y el gobierno postergó ese ajuste sistemáticamente resignando más de 3400 millones de dólares de recaudación en tres años.

Milei aclaró también en declaraciones a radio Mitre que los precios “recién ahí se ajustarían, en tanto y en cuanto se recompongan los ingresos de los argentinos. Fíjese que todas nuestras medidas están apuntando a recomponer el equilibrio económico de la compañía, pero sin causar daño sobre los argentinos y siempre teniendo un renglón especial para los segmentos más vulnerables”.