16 junio, 2024

AstraZeneca admitió que su vacuna contra el Covid-19 puede causar efectos secundarios

Ante un tribunal británico, el laboratorio reconoció que su fármaco contra el coronavirus puede tener contraindicaciones muy poco frecuentes.

El laboratorio anglo sueco AstraZeneca reconoció en documentos legales que su vacuna contra el Covid-19 podría inducir un efecto secundario grave, según informaron medios de prensa británicos. Esta revelación tuvo lugar luego de una demanda colectiva que se inició en el Reino Unido, donde se alega que el fármaco, producto de la colaboración entre esa compañía farmacéutica y la Universidad de Oxford, sería la causa lesiones graves en un número limitado de casos.

Mientras que la compañía ya había señalado en un paper publicado en 2021 la posibilidad de ese efecto adverso en casos muy raros y no reconoce ahora las afirmaciones de que dio un giro en documentos judiciales. En la demanda se sostiene que la vacuna provocó una reacción adversa grave en algunas personas, que afectó de manera devastadora a varias familias.

Este reconocimiento por parte de AstraZeneca podría sentar las bases para un acuerdo de compensación de hasta 100 millones de libras esterlinas, lo que representa unos 125 millones de dólares para los demandantes, informó The Telegraph.

El citado medio indicó que en un primer momento el laboratorio rechazó las afirmaciones, pero luego, en febrero último, aceptó, en un documento legal que presentó ante el Tribunal Superior que su formulación “puede, en casos muy raros, causar TTS”, es decir, síndrome de trombosis con trombocitopenia, que provoca que las personas tengan coágulos de sangre y un recuento bajo de plaquetas en sangre.

Según describe The Telegraph el laboratorio admitió la presencia de estos casos raros en el marco de una defensa legal ante la demanda de Jamie Scott, quien fue el primero en presentarse en 2023 ante la Justicia. El hombre sufrió una lesión cerebral irreversible tras desarrollar un coágulo de sangre y una hemorragia cerebral luego de ser vacunado en abril de 2021. El caso involucra un daño moral teniendo en cuenta que el hospital avisó a su esposa, ambos son padres de dos niños, que moriría.

Un tribunal alemán ordena a AstraZeneca que revele datos sobre casos de trombosis

La audiencia territorial de Bamberg, sur de Alemania, ordenó a la empresa AstraZeneca que revele los datos sobre casos de trombosis posiblemente relacionados con su vacuna contra la covid-19.

La decisión se dio en el marco de un proceso de una mujer de 33 años que reclama una indemnización de 250.000 euros por los dolores que tuvo, otra de 17.200 euros por concepto de ingresos que dejó de percibir y hasta 600.000 euros por futuras limitaciones.

El tribunal considera que los datos pueden mejorar la situación probatoria, por lo que AstraZeneca deberá revelar los casos de trombosis sufridos por gente que haya recibido la vacuna entre el 27 de diciembre de 2020 y el 19 de febrero de 2024.

La vacuna, según el tribunal, puede en principio favorecer la trombosis. El fabricante ya ha ofrecido información parcial que ahora deberá completar. Una vez la información esté disponible, el tribunal podrá encargar un informe especializado. El abogado de la demandante considera que pueden tardar años antes de que haya una sentencia en firme.

La demandante se querelló contra AstraZeneca después de sufrir una trombosis que la hizo entrar en coma y de la que todavía tiene secuelas. La trombosis se produjo después de haber sido vacunada con la vacuna anticovid de ese fabricante.

La mujer ha recibido reconocimiento oficial por parte del estado federado de Baviera por daños colarerales relacionados con la vacuna. El organismo competente es el Centro de Baviera para Asuntos Sociales y de Familia (ZBFS), que ha recibido hasta ahora 2.712 solicitudes. En 140 casos se ha reconocido un daño relacionado con la vacuna.