23 abril, 2024

Endometriosis: afecta a una de cada 10 mujeres

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) los dolores intensos en la menstruación afectan a 190 millones de mujeres en todo el mundo. Una campaña de especialistas asegura: «Que te duela no es normal».

La endometriosis afecta a unas 190 millones de mujeres y niñas en edad reproductiva en todo el mundo y de acuerdo a datos difundidos por la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM, por su sigla en inglés), de un 30 a un 50 % de las personas con endometriosis pueden llegar a experimentar infertilidad.

Se sabe que las mujeres que son diagnosticadas con endometriosis llegan a vivir en un estado de «desesperación» por los dolores producto del establecimiento de tejido endometrial fuera del útero.

La OMS declaró al 14 de marzo como la fecha de visibilización de la realidad de las personas menstruantes que atraviesan esta enfermedad.

«El útero tiene una capa endometrial que crece y espera la gestación, de no efectuarse un embarazo eso cae en forma de menstruación. Ahora, si hay partes de endometrio en el abdomen donde no deberían estar, van a sangrar y a partir de eso se generan los síntomas, como dolor al orinar, diarrea, dolor ovárico, dolor al tener relaciones sexuales, sangrados abundantes», explicó Mercedes Fiuza, ginecóloga y obstetra e integrante de la Sociedad Argentina de Endometriosis (SAE).

Fiuza fue la creadora de la campaña en las redes sociales «Que te duela no es normal» y manifestó que «el dolor menstrual es un síntoma totalmente subestimado» donde «que digan que ya va a pasar es parte de la violencia machista», y que, si «ese dolor hace que te quedes en tu casa, sientas contracciones, te incapacite y tengas que tomar altas dosis de medicación, no es un dolor ‘esperable'».

Para poder diagnosticar la enfermedad, Fiuza comentó que se diagnostica por la parte clínica con la manifestación de los síntomas y cómo responde al tratamiento; por ecografía abdominal y transvaginal, o resonancia por contraste, aunque «puede ser dificultosa, que no se vea y que no todos los diagnósticos tengan imágenes que los avalen».

Los tratamientos disponibles son los hormonales, que frenan la progresión de la enfermedad, o quirúrgicos para retirar sedimentos de endometrio disipados.

Señales para tener en cuenta

Según informan desde la SAE en su página web, hasta el día de hoy no hay un análisis o estudio no invasivo para confirmar la enfermedad.

Se puede llegar a sospechar con un interrogatorio específico, un examen físico (tacto vaginal y/o rectal) y estudios complementarios como la ecografía ginecológica o la resonancia magnética de pelvis -aseguran-. La única manera certera para detectar este trastorno es mediante la visualización directa y una biopsia del tejido afectado a través de una cirugía mínimamente invasiva como lo es la videolaparoscopía”. Hay tres síntomas que suelen no ser tenidos en cuenta a la hora del diagnóstico.

1- Problemas intestinales

Aunque es una condición que afecta el útero y se asocia comúnmente con el dolor menstrual, también puede causar problemas intestinales. Por esta razón, la endometriosis a menudo se diagnostica erróneamente como síndrome del intestino irritable (SII) debido a los problemas digestivos que causa la afección, como dolor abdominal, hinchazón y estreñimiento.

2- Dolor al orinar

Aunque el tejido de la endometriosis puede crecer en el intestino, también lo puede hacer alrededor de la vejiga, causando irritación, cuya principal manifestación puede ser dolor al orinar. La endometriosis vesical puede ser superficial, cuando se encuentra tejido en la superficie exterior de la vejiga, o más profunda, cuando el tejido se encuentra dentro del revestimiento o la pared de la vejiga.

3- Fatiga

Sentirse cansada también es un síntoma de endometriosis. El dolor crónico y la inflamación asociados con la afección podrían estar contribuyendo a esta fatiga, según el doctor Irem Tezer Ates, quien señaló que “para muchas mujeres estos síntomas son descartados y otras luchan por detectar las señales de advertencia”.