23 abril, 2024

La ANMAT aprobó la vacuna para la prevención del dengue: podría empezar a aplicarse a partir de septiembre

Está destinada para personas a partir de los 4 años y se colocará en dos dosis con un intervalo de tres meses.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó la vacuna para la prevención del dengue causado por cualquiera de los cuatro serotipos existentes del virus.

De acuerdo a lo informado por la compañía biofarmacéutica japonesa Takeda, la autorizada para realizar la vacuna, se trata de dos dosis que deberán aplicarse por separado en un intervalo de 3 meses a personas mayores de 4 años y sin la necesidad de la realización de análisis de sangre confirmatorio previo a su aplicación.

Actualmente, es la única aprobada en la Argentina para ser aplicada en personas con o sin antecedentes de dengue y se realizó a través de un estudio clínico que incluyó a más de 20 mil participantes, analizados durante más de 4 años.

De esta manera, la aplicación de la vacuna demostró una reducción del 84% de las hospitalizaciones por dengue y un 61% los casos de dengue sintomáticos.

Cuando podrá aplicarse la vacuna en Argentina

Con la aprobación de la vacuna comienza un proceso que incluye diferentes etapas hasta que esté disponible en la Argentina para su utilización y se espera que se pueda comenzar a aplicar para mediados de septiembre.

“La llegada de una nueva vacuna siempre abre una esperanza de prevenir una enfermedad y fundamentalmente de poder prevenir el impacto más grave de la misma, sobre todo aquellos casos que pueden requerir internaciones y poner en riesgo la vida”, expresó el Dr. Pablo Bonvehí, Jefe de Infectología del Hospital Universitario CEMIC.

En relación con esta vacuna contra el dengue, explicó que “puede ser administrada independientemente de que la persona haya tenido o no dengue previamente”. “Es importante mencionar que va a ser una herramienta fundamental en la prevención del dengue junto con las otras medidas que ya conocemos como son las acciones dirigidas a evitar que el mosquito encuentre ámbitos adecuados para reproducirse y aquellas que sirven para proteger a las personas de las picaduras del mismo”, sostuvo.

Esta vacuna se basa en virus vivos atenuados, desarrollada a partir del serotipo 2 del dengue, que proporciona la “columna vertebral” genética para los cuatro serotipos y está diseñada para proteger contra cualquiera de estos. En cuanto al almacenamiento, requiere conservación en heladera a una temperatura de entre 2 y 8° centígrados.

Quiénes no se pueden vacunar contra el dengue

La nueva vacuna contra el dengue está contraindicada en embarazadas y en período de lactancia y en aquellos individuos inmunosuprimidos. Con relación a los efectos adversos, los más frecuentes, aunque esporádicos, fueron dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección, dolor de cabeza, dolor muscular, malestar general y debilidad. En casos muy infrecuentes se puede presentar fiebre. Todos estos efectos resultaron pasajeros y remitieron sin inconvenientes.

De igual manera, las autoridades recomiendan que las personas que se vacunen no abandonen las medidas para evitar la proliferación del mosquito vector.