9 febrero, 2023

Temporada de piletas: consejos para disfrutar del agua y cuidar la salud

Qué normas de seguridad debe cumplir la zona de piscina y cómo protegerse de la exposición prolongada al sol y a cloro

En pocas semanas terminan las clases, llegan las vacaciones de verano y, con ellas, la época del ocio. En plena temporada de días calurosos, es el momento ideal para llenar la piscina.

Esta época es un momento ideal para disfrutar del agua y, para eso, es necesario acondicionarla, pintarla y realizar algún tipo de arreglo necesario.

Se recomienda usar pinturas de base solvente con caucho clorado o acrílico, o pinturas con base de agua acrílicas. Las primeras son más resistentes y las segundas no liberan olor, por lo que resulta más agradable su aplicación. Además, las pinturas al agua no necesitan ningún tipo de diluyente y son las más adecuadas para personas con pieles sensibles y alérgicas, ya que evitan cualquier tipo de reacción.

Se debe recordar que el agua debe estar siempre transparente y evitar la formación de verdín y la presencia de hojas e insectos. Para mantener el agua limpia se utilizan productos con cloro y sulfato de cobre, sustancias que también pueden irritar la piel.

Ante cualquier reacción de hipersensibilidad o de alergia es importante salir del agua, ducharse y, siempre bajo indicación médica, tomar algún antialérgico.

Los elementos y las medidas de seguridad que se deben considerar son las siguientes:

  • Las escaleras de acceso y de salida deben estar fijadas y los escalones deben ser antideslizantes para evitar caídas y resbalones.
  • Evitar el ingreso al agua en horas de sol intenso, entre las 11 y 16 horas.
  • Evitar la ingestión de comidas copiosas.
  • Tener cuidado al momento de zambullirse y evitar hacerlo en la parte menos honda.
  • Recoger todo tipo de juguetes que puedan haber quedado en el agua.
  •  No dejar a los niños solos.
  • Supervisar siempre la cantidad de personas que estén dentro del agua
  • Se recomienda refrescar la cabeza y usar gorros o sombreros.
  •  El uso de antiparras sirve para evitar la irritación de la conjuntiva ocular, así como también se recomienda no abrir los ojos debajo del agua.
  •  Para el caso de personas con problemas en los oídos, se recomienda el uso de tapones a medida, que suelen ser de silicona.
  • Se deben usar protectores solares, y repetir la aplicación cada 2 horas aproximadamente.
  • En el caso de no saber nadar, se recomienda el uso de manguitos o chalecos.
  •  Ducharse siempre antes del ingreso a la pileta.
  • Se debe tener cuidado de no correr por el borde de la piscina, para evitar golpes y traumatismos.
  • Beber mucha agua.
  • Tratar de entrar y salir seguido del agua, para evitar permanencias prolongadas dentro de la piscina.

Un aspecto fundamental para tener presente es que la supervisión es una de las medidas más importantes y la más eficaz, por lo que debe ser continua.