26 mayo, 2024

“Chinchupan”, el nuevo sándwich de chinchulines que se volvió viral en redes sociales

Un restaurante de Rosario reversionó un clásico de las parrillas argentinas

La aparición de una reversión de un clásico de la parrilla argentina sorprendió en las redes sociales. En esta oportunidad, con el chinchulín, como ingrediente principal, una parrilla de Rosario se volvió viral por su receta.

El periodista Nicolás Maggi, se especializa en la gastronomía y en su perfil de X suele publicar recetas y también tiene una guía que indica los mejores lugares para comer en la ciudad de Rosario. En su habitual recorrido por las calles de la ciudad, descubrió una nueva parrilla ubicada en las calles Pellegrini y Vera Mujica, que se destaca por su sándwich de chinchulines. Y rápidamente los usuarios de X lo bautizaron como “el chinchupan”.

Si bien dentro de la cultura parrillera de Argentina el chinchulín se suele servir al plato en la previa de los asados, muchas personas lo ofrecen después de los choripanes o bien cuando circula la primera ronda de carne, que también va acompañada por la morcilla

Los parrilleros del lugar cortan el pan a la mitad, le untan chimichurri de un lado y mayonesa del otro, para finalmente incluir los chinchulines en abundancia, juntando las tapas de ambos panes para darle forma a este sándwich.

El aroma tentador del chinchulín asado se mezcla con el picante del chimichurri y la suavidad de la mayonesa, creando una experiencia culinaria irresistible para los comensales ansiosos de sabores auténticos. El crujido del pan recién horneado contrasta con la jugosidad de la carne, despertando los sentidos de aquellos que se aventuran a probar este manjar típico de la parrilla argentina.

La combinación de texturas y sabores en este sándwich de chinchulín ha creado fanáticos y detractores que no dudaron en volcar su opinión en las redes sociales. “Qué comilona”, “Lo quiero”, “Lo necesito”, “Pan y chinchu, nada más maestro”, fueron algunos de los comentarios positivos que generó este video, mientras que algunos otros lo tildaron de “atrocidad”, “una patada al hígado” o intentaron cambiar por completo la receta pidiendo un sándwich de “riñón y criolla”.

El chinchulín ha sido históricamente una pieza esencial en las parrillas argentinas. Sin embargo, en tiempos recientes, ha adquirido un estatus casi de culto, atrayendo a un número creciente de personas que previamente no eran aficionadas a este manjar a darle una oportunidad y probarlo.

Como preparar y cocinar chinchulines a la parrilla

La clave para disfrutar de unos chinchulines deliciosos está en seleccionarlos cuidadosamente. Al visitar la carnicería de confianza, se debe prestar atención a ciertas características que indican la frescura y calidad del producto. Los chinchulines en buen estado deben tener un color brillante y rosado, mientras que su interior debe presentar un tono marrón claro. Además, el olor no debe resultar desagradable.

Es importante destacar las diferencias entre los chinchulines de cordero y los de res, ya que cada uno requiere un tratamiento ligeramente distinto en la parrilla. Los chinchulines de cordero son más chicos y delicados. Tienen un sabor más sutil y su cocción puede ser un poco más compleja, requiriendo un tiempo adicional para alcanzar el punto perfecto.

Por otro lado, los chinchulines de res son más robustos y se adaptan bien a parrilladas más relajadas en casa. Su preparación es más sencilla y no suelen presentar complicaciones significativas durante la cocción.

Para el proceso de limpieza de los chinchulines, algunos parrilleros sostienen que no es necesario lavar el interior de los chinchulines, ya que esto podría afectar su sabor. Sin embargo, si se desea utilizar las tripas para rellenar, es recomendable realizar una limpieza cuidadosa.

El proceso de limpieza comienza dejando los chinchulines en remojo con agua o leche durante varias horas o toda una noche.

Por último, para limpiar el interior, se dobla el chinchulín con cuidado y se utiliza agua para eliminar cualquier residuo no deseado.