20 abril, 2024

Con un súper Armani, River le ganó a Racing y permitió la vuelta de Boca

Con un doblete de Borja y un Armani increíble, que hasta atajó un penal, River venció 2 a 1 a Racing y le dio una mano a Boca para que sea campeón de la Liga Profesional.

Con un súper Armani y un doblete de Borja (35′ y 50′ del ST), River venció por 2 a 1 a Racing y al no perder le permitió la vuelta olímpica a Boca, su eterno rival. Matías Rojas había puesto arriba a la Academia (11′ del ST) de penal. Pero Armani se vengó tapándole a Jonathan Galván otro penal ¡a los 44 minutos del segundo tiempo! Lo que hubiera significado el 2-1 de la Acadé y con ese resultado era campeón. Fue la jugada de la definición. En la despedida de Gallardo, River jugó con grandeza, no traicionó sus valores y logró un triunfazo que seguro enorgullece al Muñeco.

«Gallardo nos dijo que salgamos a jugar a ganar, que demostremos la grandeza de River. Que defendamos el respeto de llevar esta camiseta», reveló el goleador colombiano después del partido en el Cilindro de Avellaneda. Quizás, otro entrenador (Ramón Díaz, por ejemplo) hubiera pedido otra cosa y sacado chapa de amargarle un campeonato al eterno rival. De hecho, seguramente fue el deseo de muchísimos hinchas del Millonario, que habrán puteado a Armani y a Borja. Pero, también en su manera de ser, de manejarse en la vida, Gallardo es distinto. Se fastidió ante los errores del equipo y algunas decisiones de los árbitros y festejó los goles. Es que para él es primero River, segundo River y tercero River. Y más allá de Boca, quería marcharse con un triunfo, algo de lo que estuvo muy lejos de su despedida como jugador (derrota 5 a 1 con Tigre y se quedó en el banco).

Por su parte, Racing tuvo más la pelota, mejores pasajes de fútbol, más ocasiones de gol, se puso en ventaja, pero se chocó con su Armani, quien siempre lo amarga y este domingo se recibió como persona no grata en el Cilindro. El arquero de la Selección tapó: un tremendo tiro libre de Matías Rojas y a puro reflejo un cabezazo de Aníbal Moreno en el primer tiempo; y un remate de Copetti, un mano a mano a Carbonero, el penal antes mencionado a Galván y otro cabezazo en tiempo agregado en el complemento. Una actuación de 11 puntos con la que calla bocas sobre su presente para disputar el Mundial de Qatar. Por su parte, Arias también ganó dos mano a mano en el primer tiempo ante Herrera y Borja para mantener la ilusión. También, la decisión de Gago de tras el 1 a 0 meterse atrás, perjudicó al equipo: River avanzó con su permiso y llegó al empate.

De esta manera, Racing termina un 2022 increíble: porque fue el equipo del fútbol argentino que más puntos logró en el año (80 contra los 79 de Boca y con solo cinco caídas en 41 partidos) y también porque pese a todo eso no consiguió salir campeón. Hizo un papelón en la Copa Argentina (cayó 2 a 1 con Agropecuario en 16avos) y falló en los partidos importantes en la Copa de la Liga (Boca lo eliminó por penales en semifinales tras un 0 a 0 donde lo pasó por arriba), en la Sudamericana (necesitaba empatar con River de Uruguay en su casa, cayó y quedó afuera en fase de grupos) y ahora con River en la Liga Profesional. Para colmo, en este torneo, Independiente igualó 2 a 2 con Boca en La Bombonera y le daba una mano. Pero no hizo su deber.