Hugo Arana, murió en Buenos Aires a los 77 años, luego de haber sido internado en el Sanatorio Colegiales por un accidente doméstico y comprobarse que, además, estaba contagiado del virus de COVID-19.

El actor Hugo Arana, con una trayectoria de más de medio siglo, murió en Buenos Aires a los 77 años, luego de haber sido internado en el Sanatorio Colegiales por un accidente doméstico y comprobarse que, además, estaba contagiado del virus de COVID-19.

Arana tuvo una extensa y reconocida carrera en teatro, cine y televisión, un medio al que conquistó en 1972 al protagonizar la primera de una serie de publicidades de una conocida marca de vinos que se extendió por casi una década y que, 48 años después, es recordada como una de las mejores de la historia de la televisión argentina.

La fama que le dio la sucesión de publicidades de “Crespi”, en la que en un principio encarnaba a un esposo que se entera que va a ser papá, con una escena de los escarpines que pasó a la historia, quizás haya eclipsado una prolífica carrera en la que alternó el drama y la comedia en cincuenta películas y otros tantos programas por la pantalla chica.

Arana nació el 23 de julio de 1943 en el pueblo bonaerense de Juan José Paso, pero pasó su infancia y adolescencia en el sur del Gran Buenos Aires, tanto en Monte Grande como en Lomas de Zamora y Lanús.

Trayectoria

Al cumplir 22 años, casi por casualidad, comenzó a estudiar teatro al ver un letrero de una escuela de actuación en una ferretería. En medio de las actuaciones conoció a quien luego fue la compañera por más de cuarenta años, Marzenka Novak, quien falleció por un ACV en 2011.

En 1970 inició su participación en el cine con un papel en El santo de la espada”, de Leopoldo Torre Nilson y tres años después encarnó a Marcelo en la telenovela Papá corazón”, a la que había sido convocado tras el éxito del año anterior en el primero de sus avisos de Crespi.

En la pantalla grande son recordadas sus actuaciones en La tregua, La Historia oficial, Las puertitas del señor López, Made in Argentina y Un lugar en el mundo.

Su mayor éxito en cuanto a popularidad vino de la mano de “El groncho” y “Hugito Araña” sus personajes más conocidos del programa televisivo de Hugo Moser “Matrimonio y algo más”.

Tras la muerte de Novak, en 2013 Arana debió ser hospitalizado al sufrir un infarto, que lo obligó a interrumpir transitoriamente sus actuaciones.

Su última intervención en cine fue en la película “Re loca” en la que protagoniza una memorable escena junto a la protagonista, Natalia Oreiro, a quien le recomienda una pócima mágica. En televisión, participó el año pasado en Otros pecados” y “Tu parte del trato”.