20 abril, 2024

Ordenaron la inmediata detención de Leonardo Fariña por la causa de la ruta del dinero K

Así lo determinó el juez de Cámara Néstor Costabel tras un pedido del fiscal Abel Córdoba para que purgue su condena de 3 años y seis meses en la cárcel, luego de haber sido detenido hace pocos días en un allanamiento en una cueva de la Ciudad de Buenos Aires.

Ordenaron la inmediata detención de Leonardo Fariña por la causa de la ruta del dinero K. Así lo determinó la Justicia tras un pedido del fiscal federal Abel Córdoba que busca que el “arrepentido K” purgue su condena de 3 años en la cárcel, luego de que haya sido detenido en medio de los allanamientos a las cuevas de dólar blue de la Ciudad de Buenos Aires. La información fue confirmada a TN por el abogado del acusado, Roberto Herrera.

“Por ahora está detenido por el Tribunal Oral 4, y el Juzgado Nacional en lo Penal Económico N° 2, Secretaría N° 4. Está alojado en Madariaga y General Paz”, explicó el letrado. Además, indicó que Fariña fue condenado a 3 años y 6 meses de cárcel, de lo cual ya cumplió 2 años y 20 días tras las rejas. Sin embargo, el fiscal pretende que cumpla lo que le resta en prisión.

En la resolución del juez de Cámara Néstor Costabel, se dispuso además que “Leonardo Fariña deberá ser alojado en el Complejo Penitenciario que corresponda, a donde una vez efectuado su traslado se remitirá el cómputo pertinente y copia de la sentencia de condena”.

Del mismo modo, se ordenó “la extracción de la pulsera por parte del Programa de Asistencia para Personas Bajo Vigilancia Electrónica”.

Hace unos días Córdoba presentó un escrito ante el tribunal que condenó a Fariña a tres años y seis meses de prisión para solicitar que se haga efectiva la condena -que ya está firme y agotó las instancias de apelación- debido a los “riesgos procesales” que implica su libertad.

El argumento del fiscal federal para pedir la detención del financista es que la causa de los allanamientos a las cuevas de dólar blue confirmarían que Fariña está relacionado a actividades ilícitas.

En paralelo, considera que hay un doble riesgo de fuga. En primer lugar, porque el empresario tendría los medios económicos y los contactos para fugarse si quisiera; y, en segunda instancia, cree que puede haber un posible entorpecimiento de la investigación por las “maniobras clandestinas”.

Al momento de ser detenido, Leonardo Fariña estaba con tobillera electrónica dado que se había comprometido a cumplir una serie de conductas para mantener su libertad. Una de ellas constaba de pedir autorización cada vez que quería salir del país y, a la vez, explicar a dónde iba y por qué.

En el último tiempo había sido autorizado para viajar a España, pero su informe no habría sido del todo claro con respecto al día del regreso y al lugar en el que iba a permanecer durante su estadía en el país.

Fariña tenía libertad de movimiento por 150 kilómetros aproximadamente. La distancia la había pedido para poder visitar a su padre, quien vive en la ciudad de La Plata.

Luego de la detención del miércoles 15 de noviembre, la Justicia allanó su casa del country ubicado en la localidad bonaerense de Escobar y le tomó declaración. Ahora está imputado por lavado de dinero, mismo delito por el que fue condenado en la causa de la ruta del dinero K.